V i S i T a S

viernes, 13 de junio de 2008

40 años



Cuando cumplí 40, en el año 2003, repasé un poco mi vida. Como un formidable gigante armado hasta los dientes, el pasado se alzó contra mí y lo único que yo tenía para luchar eran palabras. Me hubiera gustado poder entender algunos episodios de mi vida pero no hubo forma. Miré hacia atrás con ira y estuve a punto de convertirme en una estatua de sal. Fue como ver desfilar delante de mí a todas las personas que he conocido. Luche por sobreponerme a todo esto con todas mis fuerzas pero me invadió una tristeza enorme, una terrible sensación de derrota, de vivir prisionero dentro de mí mismo, de mi propia vida. Incluso hice una canción para sobreponerme a todo aquello que se llama: “No te conviertas en sal”. De modo que si alguien me preguntan por la crisis de los 40 tengo que decir que por mi parte sí, y bastante gorda por cierto.

Conocer el pasado es una forma de liberarse de él porque la verdad permite asentir o repudiar con total lucidez”. Raymond Aron

En mi vida, no sé si he acertado de pleno, haciendo siempre lo que me apetecía, o he conseguido el mayor de los fracasos, la verdad es que no lo sé. Una cosa es segura, algún día moriré y si alguien celebra algo parecido a un funeral me gustaría que pusiera algunas canciones, por ejemplo, In My Life de The Beatles, el tema de amor de Vértigo de Bernard Herrmann y para acabar La Marsellesa, después cremación, nada de religión y que la gente, espero que poca, sólo los que me quieran de verdad –alguno habrá- bebiesen algo en recuerdo mío. “Drink to me, drink to my heatlh, you know....”, sí, como en la canción de McCartney sobre Picasso. Esto no es más que un deseo, quizás me entierren en un ataúd con un enorme crucifijo, no me extrañaría. Este es un tema que no suele gustar a la gente y lo dejaré, consuela pensar que no estaré allí para enterarme, bueno, estaré pero no me enteraré, mejor dicho.



"A todos, en alguna parte del mundo, nos aguarda la derrota. Algunos son destruidos por la derrota, y otros se hacen pequeños y mezquinos a través de la victoria. La grandeza vive en quien triunfa a la vez sobre la derrota y sobre la victoria.”

John Steinbeck “Los Hechos Del Rey Arturo Y Sus Nobles Caballeros”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Creo que ya eres mayorcito, para hacer y desahcer lo que te venga en gana. No estás agusto, porque realmente no lo haces, pues... "Ya va siendo hora". Simplemente camina hacia delante, para lo que te gusta, lo que te place y sobre todo no tengas miedo a encontrar por el camino obstaculos, nadie dijo que el camino de la vida fuera fácil. Nunca es tarde para comenzar.