V i S i T a S

domingo, 2 de noviembre de 2008

Cine Mudo



Chaplin y Fairbanks fueron dos amigos en la cumbre del éxito. Junto con Mary Pickford y D.W. Griffith fundaron la United Artists. Eran estrellas como ya no lo son las de hoy en día, las multitudes que iban a verlos, la fama y el dinero que obtuvieron. Las películas se veían igual en todo el mundo, no hacían falta dobladores, llegaron a alcanzar unas alturas impresionantes y todo eso se vino abajo con la llegada del sonoro. Estrellas de la pantalla plateada acabaron siendo porteros de los estudios porque su voz no gustaba. Los músicos se quedaron sin trabajo, ya no hacía falta interpretar la música en directo durante la proyección. La industria cinematográfica tuvo que luchar durante años para alcanzar el nivel al que había llegado antes del advenimiento del sonoro. Pocos actores y actrices dieron el salto al sonoro y siguieron siendo figuras de primer orden. El proceso por el que las estrellas pasaban la prueba dramática de enfrentarse al micrófono debió ser terrible. El sonoro llegó justo antes de la gran crisis económica de finales de los años veinte. Otra vez, un mundo dejó de existir para dar paso a otro.

Sólo Charles Chaplin siguió estrenando películas mudas después de "El cantante de jazz". Acabo de releer su autobiografía, últimamente estoy releyendo algunos libros sobre cine, se me ha removido la información que guardo de años de lecturas sobre esto. Qué lastima que se conserven tan mal tantas grandes películas y qué lástima que las nuevas generaciones no sepan casi nada o nada sobre todo esto. En fin, en todo esto se debe notar que me voy haciendo mayor, digo yo, cada vez soy más abuelo cebolleta.

La esencia del cine está en el cine mudo.

2 comentarios:

Juggend Adler dijo...

Existen verdaderas obras de arte del cine mudo,que la juventud no conocera jamas solo por estar rodadas en blanco y negro o simplemente sin sonido.Para un actor de la epoca debia ser muy dificil hacerse entender sin dialogos y Yo he visto bastantes peliculas de esa epoca y tienen su cosa entenderla.Si te descuidas un solo momento pierdes la trama de la escena y hasta el sentido de la pelicula.Recuerdo una anecdota tuya un dia que chateabas con una chica joven y le comentaste que estabas escuchando el Revolver y ella te dijo si a mi tambien me gusta Carlos Goñi.....no perdona el disco de los Beatles......ah yo no escucho musica vieja.Me a encantado tu entrada,tienes un nivel cultural en cine muy muy muy superior a la media.Fantastico.Cuidate y recibe una gran abrazo de tu fan numero 1.

Cuchillo dijo...

Gracias otra vez Paco, por este y por todos tus amables comentarios. Las cosas buenas son siempre de agradecer, da igual que una canción sea de 1932 o de 2008, lo importante es que sea buena pero esto parece ser que se le escapa a mucha gente.