V i S i T a S

lunes, 15 de diciembre de 2008

45


Quedamos en el indio a las 21,30: Pacobeat, Patataserch, Bruno, Ratón y un servidor de ustedes, Cuchillo. Una pequeña celebración por mi 45 aniversario de permanencia en el planeta tierra. Voy en autobús, llego puntual y allí están Bruno, guitarra rítmica de los Cansinos, y Sergio, también conocido como Jefe Cariño. Al poco aparece Pacobeat pero el Ratón se retrasa, está aparcando en Massalfassar. Tomamos cervezas Cobra y comida india y hablamos sobre temas diversos: la segunda guerra mundial, sexo, aventuras de la orquesta de Pepe, sexo, accidentes en las Islas Canarias, sexo, pesca de sepias, sexo, situación económica, sexo, incomparecencias en ensayo, sexo y contamos algunos chistes, casi todos acerca del sexo. Nos bebimos una botella de cava cortesía del gran Jefe Cariño, tan detallista como siempre, eres un crack Bandido. Me regalan un disco de Bob Dylan y una camiseta de The Beatles, no se puede pedir más. De ahí nos fuimos a un pub difícil de encontrar, donde jugamos a un trivial actualizado por última vez en 1989. Las preguntas son casi todas de geografía pero dejamos alto el pabellón. El siguiente tema que elegimos es el sexo pero aquí fracasamos estrepitosamente, eso sí, yo acerté la pregunta sobre cuantas concubinas tenía a su disposición el rey Salomón. Luego vinieron otras sobre las posturas favoritas de los alemanes para hacer el amor y cosas así y acabamos pronto. Bruno se va y un poco más tarde Pacobeat. Los tres supervivientes nos metimos en 30itantos, atestado de personas que celebran sus cenas de empresa por navidad. Pensándolo bien, nuestra quedada era como una cena de empresa de los Cansinos con el añadido del gran Ratón. Mientras te rozas con la gente que abarrota el local, te pisan y escuchas música disco antigua, degustas un gintónic que te ha costado Dios y ayuda conseguir, el aforo debe ser ilimitado. El personal femenino hace nuestras delicias, aunque sólo sea mirar, buf, dejémoslo ahí. Quitando el cuarto de hora de cola en el guardarropa para dejar la chaqueta y la media hora de cola en el guardarropa para recogerla, ¿cuanto tiempo pasamos en la disco? Salimos de allí y andamos durante horas hasta el ratonmóvil de Rafa, que se porto como un héroe épico y nos llevó a casa. Eres el mejor tío Rafa. En la disco nos hicieron la foto para inmortalizar la salida.
Todo acaba como siempre, me pongo las gafas para poder leer y, en la cama, repaso las hazañas de Adherbal, el almirante cartaginés que humilló a los romanos en la primera guerra púnica. Ya tengo 45 pero, pase lo que pase, mis días siempre acaban así, leyendo algo.


6 comentarios:

Juggend Adler dijo...

Lo pase de miedo con la cena ,la carrera a ninguna parte y el lanzamiento de naranjas bordes,despues cuando se decidio ir a treinta y tantos,pues como que no me siento comodo en ese local,no me gusta la musica y asi un largo etc.Lo que mas odio de ese sitio es tener que estar chillando todo el tiempo,bastante chillo el resto del dia para acabar a voces para hacerte entender.quiza me lo hubiera pasado bien con vuestra compañia,pero con la que habia en la puerta solo me faltó cerrar el trato para la reforma del baño.Bueno Santi ya eres un poco mas mayor,entre nosotros yo no he notado ningun cambio.salgo poco pero ese dia disfrute un tiempo con mis amigos y camaradas,ya habra tiempo de repetir.un saludo a la aficion.

Anónimo dijo...

Cuchillo, me hubiera gustado que lo pasaras mejor,creo que tú mereces eso y más.....Pero no sé si nos estamos haciendo viejos y estamos perdiendo chispa. Una vez me dijo el dueño de un restaurante al que fuí a probar un menú para casarme.(El tío debía tener alguna separación reciente y seguro que le habían tocado el patrimonio): "no sé para que te casas , las mujeres son como las gaseosas al principio tienen muchas burbujas pero luego se desbentan". Lo que él no sabía es que creo que a los hombres nos pasa lo mismo. El ratón.

Cuchillo dijo...

No sé Rafa, no me siento desventado, para nada, tampoco me he sentido "gaseosa" nunca. No sé si es que tengo un alto concepto de mí mismo pero aún siento ganas de hacer cosas y, más que cualquier otra cosa, divertirme. Creo que es sólo que a veces no acompañan las circunstancias, fuimos "nosotros y nuestras circunstancias", una vez más, desfavorables. En cualquier caso, aunque lo digo siempre, estuve razonablemente a gusto y bien. Sólo con el hecho de que tú vinieras, ya habría valido la pena. Creo que no debe haber nadie más pobre y miserable en el mundo que el que no tenga un amigo. El azar quiso que naciera justo cuando se celebran esas cenas de empresa que acaban en discos para maduritos, aquello estaba tan petado que agobiaba pero ¿a dónde íbamos a ir? Ojalá existiera un local donde sonaran Sam Cooke y Van Morrison, por decir sólo dos, la gente fuera educada y las chicas de fácil conversación, con las redondeces superiores muy desarrolladas y generosamente mostradas en amplios escotes, ojos violetas y sonrisas cautivadoras y los combinados excelentes. Buf, eso sería el cielo. Pero hay que conformarse con lo que nos ha tocado ¡Ay cuanto lo siento¡ Si celebro algún cumple más creo que lo haré un mes antes o después.

Cuchillo dijo...

Para terminar con el tema por hoy: Está claro que con un excelente barco, viento en popa y marineros trabajadores y experimentados cualquiera es un buen capitán...
Pero también es verdad que sin velas, marineros inexpertos y atacados por el escorbuto y el barco haciendo aguas, no hay dios que se apañe. Como siempre digo, para ser un buen Alejandro conviene tener enfrente un Darío III.
Ya verás como vendrán días mejores y nuestro ánimo mejorará.

Microbial dijo...

Felicitaciones por un año más de música!!!!!

y así es, el maestro ricky nelson parece describir tal cual mi domicilio, y en tu interpretación es como si volviera a ese sitio, donde soy bien recibido, ese sitio que me inspira, y me hace seguir

Felicitaciones una vez más Cuchillo

Cuchillo dijo...

Gracias a todos, desde luego, se puede vivir sin amigos pero mucho peor.