V i S i T a S

domingo, 5 de julio de 2009

No todo era John Houston


A partir del cambio de régimen, por fin se murió aquel tipo bajito con bigote y voz aflautada en 1975, descubrimos un nuevo tipo de cine, acompañando a films tipo Doce del patíbulo, en las salas de reestreno, había muchas antes de la comercialización del video, hacían películas subidas de tono. Tenías que aguantar un par de horas de puro aburrimiento por unos minutos escasos de ver “algo interesante”, justo en ese momento la temperatura subía varios grados. Muchas eran italianas, solía salir un tipo realmente feo al que hizo famoso Fellini en su película Amarcord, recuerdo una, mala donde las haya, que se llamaba La profesora de ciencias naturales, eso si la protagonista estaba muy buena. Hacíamos que Rafa sacase primero su entrada porque una vez no le dejaron pasar, tenía "baby face", no veas la mala leche que le entró, casi nos pega. Era un poco humillante hacerle pasar por eso pero todavía peor hubiera sido que se quedara solo toda la tarde y con sus amigos en el cine. Todo esto sin que se enterasen nuestros padres, lo único que había que hacer era indicar que íbamos a otra sala. En una de esas sesiones creí reconocer al padre de Vicente tres filas de butacas más adelante y cuando se lo dijimos este recorrió toda la fila de asientos vacíos, estábamos en la quinta fila, caminando a gatas para no ser sorprendido, los demás nos revolcábamos de risa. Nosotros teníamos claro que esas pelis eran malas pero eran en las que veíamos “carne” y nos conformábamos con una al mes. Tampoco creo que nuestros padres nos hubiesen mandado al paredón por pillarnos pero como el sexo era algo que no existía en las conversaciones con ellos, preferíamos que no se enterasen. Creo que uso el plural con propiedad. Éramos hipercríticos y bastante crueles entre nosotros, discutíamos por todo pero siempre nos reconciliábamos. Nos pasábamos las cintas de casete y los libros que nos gustaban y hacíamos grabaciones caseras, intentando copiar las cintas originales, pero hasta que descubrimos que se podía hacer con un cable y no a través del micro, sonaban muy mal. Durante años fuimos juntos Juan, Rafa, Vicente y yo, más o menos desde los 12 hasta los 18. Vicente fue el primero en desligarse cuando se tomó más en serio la religión, Juan posteriormente, ya terminadas las milis, cuando se centró del todo en su novia y optó por distanciarse y Rafa y yo seguimos manteniendo la amistad hasta el día de hoy. En la escuela tenía amigos pero no como los de mi grupillo, eran más circunstanciales.

No hay comentarios: