V i S i T a S

lunes, 29 de julio de 2013

"Donde Da La Vuelta El Siete"


Eran conversaciones a las que a veces asistías sin prestar atención, centrado en cualquier otra cosa sin importancia y de repente escuchabas algo que te hacia gracia. Intentabas comprender de qué estaban hablando pero eran temas de adultos que se te escapaban o que no te aportaban nada. Mi abuela y mi madre hablaban de cualquier cosa mientras yo jugaba o miraba algo y de repente soltaban: "donde da la vuelta el siete".  En aquellos tiempos lejanos de la SALTUV, cuando en cada autobús trabajaban dos o tres personas, un conductor, un cobrador y muchas veces el revisor, los billetes eran de un papel blanco muy fino con la impresión en negro y cada trayecto tenía su propio precio.  El siete pasaba relativamente cerca de casa y en Mislata daba una vuelta completa, era fin de trayecto, esperaba un poco y volvía a comenzar su loop sempiterno. Mislata era un horizonte lejano para un niño, apenas unas cinco paradas, y desde la ventanilla podías ver esa especie de monumento con una losa antigua incrustada que es consumos.  La gente fumaba en los autobuses como la cosa más normal del mundo, los pantalones eran acampanados y en la radio sonaba Nino Bravo. 

No hay comentarios: