V i S i T a S

sábado, 28 de diciembre de 2013

Strange Days





Escribo, borro y vuelvo a empezar, cuando estoy raro ya es una redundancia complicada. Si me dan calambres sin parar, contracciones musculares, pinzamientos en las costillas y no puedo dormir, mi cerebro se rebela pero no puedo hacer gran cosa. Me tomo un antiinflamatorio no muy convencido de sus efectos y una bebida con minerales, a ver si la cosa mejora.  Si necesito un ancla que me sujete o una estrella para fijar mi camino, tengo a mi hija que no puede fallar, medio vigilándome desde su ordenador y preguntándome cosas de los deberes. Le digo, abre la wikipedia y lo miras, cariño. ¿Para qué quiero la Wikipedia si te tengo a ti, papá? ¿Cómo no iba a quererla tanto?

No hay comentarios: