V i S i T a S

jueves, 2 de enero de 2014

La Lámpara Del Cine Savoy

     Buscando por la red encontré esta fotografía de la lámpara del cine Savoy, me hubiera encantado encontrar alguna de las puertas también, pero no lo conseguí. Tras esas puertas había un mundo fantástico y daba gusto atravesarlas, como el acceso a una tarde estupenda de cowboys, vikingos y trepidantes aventuras. Eran de madera y cristal, nada de plástico, casi recuerdo más esos tiradores, como art deco, broncíneos y alargados que la lámpara pero me suena mirarla alguna vez. ¿Dónde estará la pobre?

2 comentarios:

JOAN dijo...

Yo recuerdo esa lámpara tanto como la Rapsodia Húngara numero 2 de Franz Liszt que sonaba en los descansos, unido al crepitar de las pipas de los espectadores. La primera vez que fuí al cine fué a al Savoy, y las películas fueron tres, a saber: Superargo el gigante, Megatón Yeye, y el Peisionero de Zenda.

Cuchillo dijo...

Nostalgia de los cines desaparecidos, cuando todo el barrio se divertía junto. Las magdalenas que hacían enfrente del Savoy, bueno todo, eran como morder trozos de cielo. Allí vi Río Bravo por primera vez, benditas sean aquellas tardes.