V i S i T a S

miércoles, 26 de agosto de 2015

Un Viejo Chiste Sobre Un Mundo Que Ya No Existe

Lo malo de contar algún viejo chiste sobre la guerra fría es que muchas veces te toca explicar qué fue aquello y en lugar de ser algo gracioso parece que estás dando una clase de historia. Había uno muy bueno que la gente que vivió aquella época, supongo, entenderá sin preámbulos. Un multimillonario patrocina, a principios de los sesenta, un viaje espacial, le cuesta un potosí y cuando los astronautas vuelven con los resultados de su viaje se dispone a recuperar su inversión e incluso ganar dinero. Se dirige al líder soviético y le pide mil millones de dólares en rublos o le contará al mundo que tiene pruebas de que Dios existe. El jefe del estado de la URSS afloja la pasta. Luego va a ver al presidente de los EEUU y le pide lo mismo, en dólares, o demostrará al mundo la existencia de Dios. El presidente le responde que no va a pagarle nada a cambio de no publicar su descubrimiento, al contrario, se alegrará todo el país, que afirma en sus billetes que confía en Dios, que como dijo Lincoln guía a la nación y... "Alto, alto, eso está claro - le responde el otro- pero es que resulta que Dios es negro".

No hay comentarios: