V i S i T a S

jueves, 13 de octubre de 2016

Adiós al verano por fin.

Hoy casi el primer día que no parece verano, ya tocaba, voy andando hasta el ambulatorio, acompañado por mi madre (quiere hacer una consulta) y echo de menos tener un pañuelo vaquero para la garganta. Una hora y algo esperando mi turno, pensamientos revoloteando, imágenes de los últimos días. A veces tonterías te martirizan pero luego pasa algo que pone todo en su lugar. En los últimos meses un par de músicos de mi edad y de mi ciudad se han marchado. Demasiado jóvenes para irse ya, compartí escenario con esas personas, en una época en que parecía que el futuro iba a abrirse para todos, como algo que siempre nos llevaría a algo mejor. Fue duro ir descubriendo que la vida de los seres humanos no es un ascenso continuo hacia lo bueno, que de una forma cíclica se suben y bajan escalones. Duele ver tantas conquistas, conseguidas con sangre, sudor y lágrimas perderse en una crisis que parece provocada para poner las cosas otra vez en el sitio que estaban hace muchos años. Otra vez en que tu vida parece muy pequeña dentro de los gigantescos problemas de todos los seres humanos. 

No hay comentarios: