V i S i T a S

domingo, 21 de junio de 2009

Criticando a los críticos


Mi casa es pequeña, todo sobra y ocupa demasiado, siempre estoy haciendo sitio en la habitación donde tengo mi también minúsculo reducto: mi despacho. En un caos ligeramente ordenado se acumulan guitarras, amplificadores, libros, discos de vinilo, cd,s, dvd,s, un armario empotrado lleno de ropa, el PC, la impresora, una gran mesa... Siempre buscando como ganar un poco de espacio, voy mirando qué puedo sacar de él. Sorprendido la mitad de las veces porque encuentro cada cosa... El otro día hallé dos grandes paquetes atados de revistas musicales de los años ochenta. Me encendí un purito y leí un rato algunas como Ruta 66 o Rock de Luxe. Hoy en día la venta de revistas ha caído mucho y dicen que gran parte de la culpa es de Internet. Recuerdo leer un artículo de Diego A. Manrique en el que decía que ahora cualquiera es un periodista musical, sólo hace falta la Wikipedia y bajarse canciones con un programa de intercambio de archivos. Tiene bastante razón en lo que dice pero se podrían decir muchas cosas al respecto. En general la opinión de la gente sobre los críticos es nefasta. Está aquello de que son como un eunuco en un harén, saben lo que hay que hacer pero ellos nunca podrán hacerlo. Esto es bastante cruel, además que hay muchos que también son músicos pero es una reacción, cuanto menos , comprensible. Un artista o grupo trabaja durante mucho tiempo, componiendo, arreglando, grabando y todo lo demás para presentar un trabajo, ya sea maqueta, disco o directo, y luego llega un señor y dice: "esto es una mierda". Por otra parte, si el trabajo es realmente malo ¿qué debería decir? Lo normal es que disparen adjetivos a discreción según les guste o no, eso en el mejor de los casos, ya que muchas críticas, las peores desde luego, son las que fusilan o copian directamente la hoja promocional que les mandan la compañía de discos, supongo que las seguirán enviando. Del amiguismo mejor ni decimos nada y luego está aquello que solían hacer mucho antes, irse a entrevistar y grabar grupos de tercera fila a Australia, por hacer el viaje con cargo a TVE, por ejemplo. Hacer lo mismo en Murcia o Castellón no se les pasaba por la cabeza. La verdad es que es terreno abonado para la corrupción, bueno, como tantas otras cosas. Pero, siempre hay peros para todo, no son todos iguales, menos mal, también hay gente incorruptible de una gran erudición, de elegante pluma y exquisito gusto. Si de estos hay menos es lógico, ya que es la tónica general del mundo en cualquier campo. En el ámbito privado soy bastante crítico con todo pero me costaría cargarme un trabajo ajeno sólo porque a mí no me gustase.

No sabía qué foto poner para esto pero se me ha ocurrido que he visto muchas listas en que los críticos consideran este disco el mejor de la historia del Rock'n'Roll. Yo no estoy totalmente de acuerdo pero sí es uno de 100 mis preferidos.

No hay comentarios: