V i S i T a S

sábado, 21 de noviembre de 2009

CeNa CoN MoRCiLLo

El Triunfo de la reina Dido.
Estaba permitido fumar en el restaurante pero nos empeñábamos en salir a hacerlo a la calle.
Morci, Xino y Cuchillo. Una noche de Rangers tantos años después.
Con el Xino.

Eduardo Guillot, Morcillo, Las Terribles... y otros, claro.

Con Liberto Peiró


Como dice la canción fue la noche de un día duro y había estado trabajando como un perro y debería estar durmiendo como un tronco. Lo de dormir como un tronco, eso está claro pero ¿trabajar como un perro? Si de algo tienen fama los perros es de no hacer nada. En fin, cosas de Lennon. Me pierdo en mis tontas divagaciones, empezaré otra vez.

Javi Gafotas entrevistó a Morcillo en Radio Klara, donde éste último manifestó su deseo de reencontrarse con viejos conocidos de la escena local de la ciudad. Javi, ni corto, ni perezoso, montó una cena para ello. Se lo comenté al Sr. Marí pero no podía pasarse, el también fue un Ranger como yo. El caso es que llegó el día señalado y, por supuesto, el trabajo fue duro y complicado. Todo se acaba y después de asearme y arreglarme en la medida de mis limitadas posibilidades, me subí a la Triumph. Entonces pensé que no iba a ver a la reina Dido en todo el santo día y algo en mi interior gruñó con rabia. Fui a buscarla para darle unos besitos, ya que un día sin alguno de sus besitos no merece ser vivido y le hice una foto con la moto.

Buscando el restaurante por la calle Vinatea, alzo la vista y veo a Morcillo a 50 metros, inconfundible como nadie en el mundo. Me acerco sobre la máquina y le digo: ¿qué, que eres inmortal? Él me mira de arriba a abajo y contesta: "y tú también". ¡Qué más quisiera¡ Saludos a todo el mundo, ambos gafotas del colectivo Gafotas, Eduardo Guillot, el incombustible y efusivo José Luís Lorente "el Chino" y algunas fotos con el fondo de las eternas obras. Recordamos viejas anécdotas y reímos, una vez más, con ellas. Como aquella que transcurrió en el primer ensayo, casi debería decir prueba, que hice con Morcillo, allá por 1990. El Xino sentado en su batería pregunta quien demonios era el guitarra que había visto en la tele tocar con Miguel Ángel Villanueva y Morcillo me señala y dice: "éste, menos mal que no has dicho quien era el tío mierda ese". Casualidades de la vida, el Xino, en actividad musical permanente desde hace más de 30 años y figura mítica de la escena castellonense, resultó ser familia del tío Rafa (el Ratón), primo segundo. Morcillo se sienta frente a mí y charlamos durante la cena, me firma su nuevo disco: Sesenta maneras de molestar, lo escucharé con la atención debida. Son los años que tiene, aunque cueste de creer. Sigue tan ocurrente e irreverente como siempre, divertido, con ganas de divertir y divertirse. Es un personaje, en cualquier país decente del mundo sería una gran estrella y aquí también lo es, sólo que algunos no se han enterado.

Llegan las Terribles, hermanas desde hace tantos años, pero se echa en falta alguna persona más, Morcillo siempre fue popular hasta en los músicos. Me cambio el sitio con Denise, la mujer del homenajeado y me siento junto al Xino. Todo el mundo hace fotos, además acaba de llegar Liberto, famoso fotógrafo y muy bueno, por cierto. Después de posar más veces, nos pasamos la noche posando para fotos, Liberto se sienta junto a mí. Me dice que me va a decir algo que voy a flipar. Ok, le contesto yo pero antes tengo que decirte que sexo con hombres, yo no. Se ríe, no, hombre, no, no es eso. "Por ser tú SPA yo fui LPA", ostras, ¿aquí qué pasa? pienso yo. Resulta que es el hermano pequeño de mi compañera de pupitre Loles, con la que tan buen rollo tenía allá por... ¡buf¡, los años setenta, estudiando formación profesional. Entonces era un crío y me dio por poner mis iniciales por todas partes (¿te acuerdas RTM?) Dentro de que soy tonto, tengo memoria, a ella me viene una conversación con Loles de más de 20 años atrás. Le digo que Los Cuervos hemos sacado un disco y me dice que ya lo sabía, su hermano se lo había comprado y le gustaba mucho. Liberto me pide permiso para hacerle a Juan Antonio Morcillo unas fotos sobre mi Triumph, creo que saldrán en la Cartelera de Levante. Fue un honor, desde luego, si puedo ya las colgaré aquí, con su permiso, claro. Acabada la cena, la gente enfiló para el pub De Luxe donde Javi Gafotas pinchaba, hice acto de presencia pero el largo día me pasó factura entonces y decidí volver a casa. "Me fui, me fui, muy lentamente me fui..."


Gracias Javi Gafotas.

2 comentarios:

antonilópez dijo...

Preciosa Triumph amigo, he encontrado tu blog a través del de Ringo, te felicito por las dos cosas.Estaremos en contacto. Un saludo.http://viejozapatomarron.blogspot.com/

Club Amigos Crimen dijo...

Gracias, Santiago.

Es un lujo tener un cronista así.

¡Salud!