V i S i T a S

lunes, 17 de octubre de 2011

Con su propia trompeta



San Diego, 1944. Artie Shaw actúa con su orquesta pero Roy Eldridge no aparece. Artie está muy enfadado, en el intermedio sale a echar un pitillo, se encuentra con Roy al que no le han dejado entrar por ser negro. Ya no está enfadado, ahora está terriblemente cabreado, Artie echa fuego por la boca, monta un escándalo hasta que le dejan entrar. La banda toca Little Jazz, el público deja de bailar y escucha, el trompetista está de pie, Mr. Eldridge sopla como nunca mientras las lágrimas caen de sus ojos. Ava Gardner también llora, años después lo cuenta en su biografía: Ava, con su propia voz.


1 comentario:

antonilópez dijo...

Bonita historia, Cuchillo. En esta casa se aprenden buenas cosas, me gusta pasar de vez en cuando.
Un saludo.