V i S i T a S

domingo, 21 de diciembre de 2014

El Asesinato De La Fraternidad.

     Fue como una miniatura del ataque a Pearl Harbour. Las gallinas eran la flota estadounidense, el papel de japoneses lo hacían los perros. Salimos un momento, a dar una vuelta y echar un vistazo a los caballos del vecino y parecían estar al acecho, esperando su ocasión. Cuando volvimos y vimos campando por allí a aquellos dos, una típica pareja compuesta por el grandote inocentón y el pequeñajo borde y malo gritamos. Pero el mal ya estaba hecho, aunque lo supiéramos por etapas.  Todo lleno de plumas, como pruebas del delito, señales de un caos terrible, de una persecución implacable. Si hubiera sido un zorro, no me habría importado, es casi su obligación y mata para poder comer, su vida depende de ello pero dos animales domésticos... me dio un poco de asco. Era como una demostración  de la poca distancia que hay  entre el paraíso y el infierno.

No hay comentarios: