V i S i T a S

lunes, 5 de abril de 2010

Me pareció haber visto un lindo gatito.



Cada vez que llegamos al ensayo hay alguna baja. De los gatos que pululan por el chalet de Bruno, siempre echamos de menos a alguno. Le preguntamos a Bruno qué ha pasado: es como la pagina de sucesos del periódico pero con felinos. Parece que tienen una curiosa obsesión por colocarse justo detrás o delante de las ruedas de los coches. Pobrecicos, cuando Serch y yo los acariciamos, nos preguntamos cuanta vida les queda sobre la tierra. Una vez casi me traigo uno a casa, más que nada por ahorrarle una muerte horrenda. Luego alguien, seguro que Paco Seguí, me recordó su manía de arañar las cosas, pensé en las telas de los amplificadores y las fundas de las guitarras y lo dejé allí, condenado a un destino cruel.

1 comentario:

Anónimo dijo...

jajajajajaja